Estos son nuestros
Pilares

01

Vivimos de nuestro trabajo Otro modelo laboral

Apostamos por nuevos marcos de entendimiento laboral y social. Somos libres y autosuficientes.

02

Compromiso ambiental Economía Circular

Realizamos Recogida Selectiva y Preparación para la Reutilización y Reciclaje de objetos.

03

Comunidad de Belzunce Compartir vida y trabajo

Escuela de crecimiento individual y colectivo, acogida y alternativa frente al individualismo.

04

Solidaridad Compromiso y acción

Trabajamos y luchamos por una sociedad sin clases que respete a la Tierra y a las personas.

Regla de vida de l@s compañer@s de Emaús
Frente a cualquier sufrimiento humano, dedícate no sólo a solucionarlo en el acto, sino también a luchar contra las causas que lo producen.
Vivimos de nuestro trabajo
Otro modelo laboral es posible

"Emaús no es ni una obra, ni un movimiento confesional, ni un partido político. Es una escuela de concienciación y de educación cívica."

Abbé Pierre

El Abbé Pierre (Henri Grouès, Lyon 1912 - París 2007), impulsor del Movimiento Emaús y de las llamadas Comunidades de Emaús en 1949, reconoció siempre que su acción surgió por necesidad. En el París de la posguerra, de las desigualdades y la miseria extrema, la muerte por frío de una mujer desahuciada de su casa fue el detonante de su “Insurrección de 1954”, un grito de rabia y cólera que llamó a la sociedad a rebelarse contra la injusticia y que puso en el primer plano de la opinión pública la realidad de marginación y desigualdad en una Europa que estrenaba los supuestos de libertad, derechos y democracia.

Nuestro trabajo, entre las convicciones y el reciclaje

Somos traper@s y nuestra actividad se centra en la recogida y tratamiento para la reutilización y el reciclaje. En nuestros procesos de trabajo se prioriza a las personas, a diferencia de como se hace en la empresa capitalista. Toda nuestra realidad laboral se organiza y realiza con los principios de la Economía Social y Solidaria: importancia de las personas, la equidad, la justicia, la solidaridad y el medioambiente. Con los frutos de nuestro trabajo cubrimos nuestras necesidades y también apoyamos proyectos de otros colectivos en situación de necesidad.

Somos libres y autosuficientes

Desde la primera comunidad de Traperos de Emaús fundada en París, ésta es nuestra primera norma: “vivir de nuestro trabajo”. No dependemos de subvenciones externas sino de nuestras manos. Esto nos hace libres, sin dependencias que condicionen nuestra forma de ser o de pensar. Igualmente, todos nuestros apoyos solidarios se realizan evitando las dependencias y promocionando las propias capacidades de autosuficiencia.
Nuestros ingresos se distribuyen aproximadamente así:
* 60 % prestación de servicios (mancomunidades o SCRAPs)
* 33 % ventas de objetos y materiales recuperados
* 7 % subvenciones

Trabajar menos para trabajar más personas

* Reducimos nuestra jornada de trabajo para trabajar más personas.
* El 70 % de nuestro gasto es masa salarial. Los beneficios se destinan íntegramente a fines sociales y solidarios o a acoger a más personas.
* Equidad salarial: nuestros salarios son iguales para todas las personas, sin distinción de responsabilidades ni cargos.
* Todas las personas somos individuos de derechos y estamos reguladas laboralmente.
* Somos el 66 % hombres y el 34 % mujeres, de todas las edades y procedentes de 32 países diferentes.

Abbé Pierre
Una sonrisa es más barata que la electricidad, pero arroja la misma luz.
Compromiso ambiental
Pioner@s en la Economía Circular

Centro de Preparación para la Reutilización y el Reciclaje en Berriozar, un referente ejemplar reconocido en el Plan Integrado de Residuos de Navarra.

CPR de Berriozar

Actualmente recogemos y tratamos textil, libros, mobiliario y objetos domésticos, aparatos eléctricos y electrónicos, papel, cartón, vidrio, plástico, pilas, etc. Con la recuperación de los objetos posibilitamos que vuelvan a sus ciclos de utilidad rompiendo con el depredador modelo económico “tomar-fabricar-consumir y eliminar”. En 1993 manipulamos 2.400 toneladas de diferentes objetos y materiales; en 2001 más de 6.000; en 2020 entorno a 11.300, de las cuales se ha recuperado casi el 81 %. Con nuestro trabajo, el impulso del Gobierno de Navarra y el reconocimiento de las mancomunidades hemos apostado por un nuevo centro de más de 20.000 m2 en el que queremos mejorar los procesos y fomentar la reutilización de objetos, la sensibilización ciudadana y la generación de empleo.

Junto a las Mancomunidades en toda Navarra

Desarrollamos nuestra labor en 16 Mancomunidades. Cabe destacar por sus volúmenes, población y objetivos, el acuerdo para la “Recogida y tratamiento de voluminosos, textil, RAEEs y vidrio” con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, en el cual ocupamos más del 60 % de nuestro trabajo. Cabe destacar asimismo que, primero en Pamplona y posteriormente en otras Mancomunidades, la “Recogida de voluminosos y ropa en el propio domicilio previa comunicación del aviso” ya es una realidad institucionalizada en casi toda Navarra. Este método denominado “puerta a puerta” permite mantener una relación cercana con la ciudadanía y posibilita significativamente una mayor recuperación de los objetos.

Respeto a la naturaleza

El consumo acelerado está agotando los recursos de la Tierra. No somos dueñ@s de la naturaleza, somos tan sólo una pequeña parte de ella, y por tanto responsables de su cuidado. Nuestro compromiso ambiental está presente en nuestro día a día:
1. Reutilizamos el agua de lluvia: más del 15 % del consumo de agua de nuestros locales es reutilizada.
2. Utilizamos energías renovables: el 88 % de la energía eléctrica total que consumimos es de origen renovable.
3. Realizamos nuestro balance ambiental: calculamos cuánto CO2 emitimos y cuánto ahorramos con nuestra actividad.
4. Sensibilizamos en Prevención de Residuos: Junto a la Mancomunidad de Pamplona hemos abierto varias aulas y el Taller de auto-reparaciones “Arréglatelas” en Berriozar.

De residuo a recurso

En traperos aplicamos la jerarquía de residuos que establece la Directiva Europea de Residuos 2008/98/CE:
1° Prevención: consumir y producir menos y de modo responsable (reduciendo así los residuos generados).
2° Preparación para la Reutilización: comprobar, limpiar y/o reparar los objetos desechados para que puedan reutilizarse.
3° Preparación para el Reciclaje: transformar los residuos en materiales separados y clasificados para poder volver a utilizarlos como materias primas o piezas de recambio.

Zoila Berastegi
"Comunidad es casa abierta, es cuerpo visceral, es pared natural y es piel sensible."
Comunidad Emaús en Belzunce
Compartir vida y trabajo

La Comunidad de Belzunce es nuestra referencia alternativa frente al individualismo y la propiedad privada. En ella no caben ni la exclusión ni las clases sociales.

Escuela de Crecimiento Personal y Colectivo

Este lugar no es una comunidad terapéutica, sino un espacio para el desarrollo personal, participando en el grupo, en el trabajo y tomando conciencia de las dificultades individuales. Pertenecer a la Comunidad es una opción libre, y significa adquirir derechos y obligaciones. No hay plazos, cada persona define su tiempo de permanencia en la Comunidad en función de su necesidad y proyecto personal.
Las normas básicas son:
1. Respeto y libertad de acción y palabra.
2. Rechazo de cualquier forma de autodestrucción (alcohol, drogas, etc.) y de violencia.
3. Diálogo, comprensión, flexibilidad y respeto a la diferencia como únicas armas para la convivencia.

Casa grande, bonita y bioclimática

Cambiar de casa en 1985 de Villa Simona (Mendillorri) a Belzunce significó disponer de más espacio para la vida común y el trabajo y poder acoger a más compañeros/as. Con el tiempo la casa se fue quedando pequeña y en 2002 decidimos, con el apoyo del Gobierno de Navarra, hacer las adecuaciones necesarias de habitaciones, espacios comunes y servicios, con opciones de construcción bioclimática. Hemos cuidado la arquitectura, la orientación, la captación pasiva de la radiación solar y los aislamientos. Calentamos el agua mediante paneles solares y reutilizamos el agua de lluvia. La casa se ha construido mediante materiales naturales y recuperados, y en las obras han participado empresas de construcción que garantizan el empleo social.

Junt@s nos desarrollamos como personas y como sociedad

A los pocos años la Comunidad se llena, y sin medios para acoger a más personas, en 1989 abrimos el espacio laboral integrando a nuevos compañer@s que ya no viven en la casa. Más personas y nuevas realidades provocan reflexionar sobre la importancia del derecho laboral. En 1993 tod@s alcanzamos la regulación laboral. Fomentamos la vida colectiva. Además del trabajo compartimos muchas actividades que nos cohesionan y nos hacen crecer. Tenemos una “Huerta colectiva”, realizamos diferentes formaciones (trapera, habilidades sociales, etc.), disfrutamos de excursiones, fiestas y encuentros con otros grupos de Emaús. Y siempre tenemos presente la denuncia y el pensamiento crítico con espacios para la reflexión política.

Un espacio digno y de acogida

Cuando alguien llega a Traperos se le acoge desde de la amabilidad y la igualdad cubriéndose todas sus necesidades. Es un espacio para impulsar el crecimiento personal y colectivo, y también un modo de lucha contra la exclusión, el sufrimiento y la pobreza. En Traperos todas las personas tenemos siempre una oportunidad, podemos construir nuestro presente y futuro sin que nuestro pasado condicione o impida lo que somos y/o queremos ser. La acogida se realiza en calidad de seres humanos, sin condicionarla al pasado. Nos desarrollamos desde el respeto y la libertad sin distinción de raza, lugar de origen, género y opciones religiosas o no, sexuales e ideológicas.

Grupo de Reflexión Traperos de Emaús Navarra 2011
"Solidaridad" es participar activamente en la construcción de una sociedad diferente.
Solidaridad como actitud política
Compromiso y acción

Solidaridad con las personas, colectivos y pueblos que carecen de lo más indispensable para desarrollar su vida con dignidad y también con nuestro entorno.

La solidaridad nos identifica

Nadie se merece la pobreza, no es un designio natural. El dominio de unas pocas instituciones y personas, protegidas por la fuerza o estructuras políticas y económicas, sobre el resto es injusto. En Traperos apostamos por una sociedad sin clases y en la que todas las personas podamos desarrollar una vida digna, segura y libre. “Lo social” tiene una dimensión política que debe ser continuamente contrastada con una ética, individual y colectiva, de respeto y promoción de valores solidarios y de hospitalidad sin exclusión.

No estamos sol@s, sabemos lo que queremos

Trabajamos en REDES, no nos desarrollamos y trabajamos como si estuviéramos sol@s, engreíd@s en que somos l@s mejores o únicos y con recelos competitivos con respecto a otros grupos sociales. Muy al contrario, estamos convencid@s de que defendemos valores universales patrimonio de todas las personas y sociedades de corazón noble. Sabemos que “Junt@s podemos cambiar las cosas”.
Formamos parte de las siguientes Redes:
1. Emaús Internacional y Emaús Europa
2. Red de Lucha Contra la Pobreza en Navarra
3. Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS)
4. Asociación de Grupos Recuperadores (AERESS)

Ayer y hoy generosidad, respeto y ayuda mutua

La hospitalidad amable y la acogida con generosidad ha sido, y es, una parte esencial del “estilo trapero”. Cuando llega una persona nueva le abrimos las puertas y mostramos la mejor disposición para que se sienta cómoda y bien, y pueda ir recibiendo toda la información de quiénes somos y qué hacemos. Consideramos la diversidad como nuestra mejor riqueza, y nos enorgullece saber que convivimos respetuosamente personas de más de treinta nacionalidades. Signo ejemplar en nuestro ejercicio de solidaridad es el “reparto del empleo”, trabajar menos horas para trabajar más personas. Consideramos que el reparto del empleo es una de las acciones más eficaces para avanzar en una sociedad más justa y solidaria.

Otro mundo más justo y solidario es posible

Traperos de Emaús tiene su sentido más profundo en el ejercicio de la solidaridad, la cual también se manifiesta en compartir con otros personas, grupos o pueblos a través de acciones solidarias directas o a través de Emaús Internacional en sus programas políticos:
- Acceso a los derechos fundamentales
- Justicia social y ambiental
- Paz y libre circulación de las personas

SOMOS MIEMBROS DE...