arenfr

Novedades

 

Cuando alguien se acerca a Traperos, llega a un lugar de acogida entre iguales, que le apoya y cubre sus primeras necesidades. Posteriormente, y sabiendo que vivir en la comunidad es una opción libre, cada uno va eligiendo dónde y cómo quiere vivir.

El nuestro es un espacio para -desde la diversidad- impulsar el crecimiento personal y colectivo, y también un modo de lucha contra la exclusión, el sufrimiento y la pobreza.

La mayoría de nosotros somos personas que venimos de situaciones difíciles, pero en la Comunidad de Emaús el pasado no importa.

A finales de 2012 somos 192 en el colectivo y venimos de 28 países diferentes.

El 37 % somos mujeres, 63% hombres y la mayoría (67 %) somos mayores de 40 años.

Somos miembros de