arenfr

Novedades

[POR LUCIO TABAR PURROY Y JOSÉ MARÍA GARCÍA BRESÓ (MIEMBROS DE BANATU Y DALE VUELTA/BIRA BESTE ALDERA)


Para vivir mejor:

Por más que desde la oficialidad se justifique o disfrace con engañifas, la crisis sigue abriendo heridas sociales, desigualdad, desempleo, exclusión, frustración…, por ello cada vez es más necesario, a la vez que posible, adentrarse en caminos de búsqueda para vivir mejor, colectiva e individualmente. Nunca en los últimos tiempos hemos tenido tantas evidencias de que las soluciones al flujo de sufrimiento que la crisis capitalista está generando no van a venir de los gobernantes y sus propuestas de austeridad o de crecimiento, sino de la implicación ciudadana, que además de gritar y manifestarse, se organiza, a diferentes niveles (individuales, pequeños o grandes grupos) para dar respuestas a sus necesidades o anhelos, sin ataduras o imposiciones fatalistas o de interés mercantil, y abriendo un sinfín de posibilidades e iniciativas que marcan el paso de una transformación radical y profunda de la sociedad fracturada en la que hoy vivimos. “Todos” los seres humanos buscamos y necesitamos vivir con dignidad. Por ello, entre otras realizaciones, todos tenemos derecho a disponer de los medios que posibiliten obtener los recursos necesarios para llevar una vida digna. Este es el fundamento de la economía al servicio del ser humano y no al contrario. Por más que se tapen o se intenten colar como inevitables, no hay argumentación seria ni humanamente aceptable que justifique la creciente acumulación de la riqueza en pocas manos, o el desigual reparto de la austeridad y los recortes propuestos por el gobierno que dejan impunes y favorece a los más ricos, ni mucho menos la condena a la pobreza y al sufrimiento de millones de personas. Ahora y siempre la lucha por la justicia social y el reparto equitativo de la riqueza es la lucha más noble y necesaria a la que los seres humanos nos enfrentamos. Por ello frente a la cultura de la competitividad y del individualismo es urgente recuperar la cultura de la solidaridad, como actitud política, que conlleva estructurar las reglas sociales, productivas y económicas con el máximo valor de la protección de todas las personas en igualdad, y especialmente de los más frágiles, sin olvidar el cuidado de la naturaleza

Reparto del Trabajo:

Por justicia se exige un reparto equitativo de los bienes, por justicia podemos desobedecer cuando los imperativos condenen a la pobreza a otros semejantes o al deterioro la vida del planeta, por justicia se rechaza la condena al sufrimiento que genera el desempleo; y aquí, en la Justicia Social, se fundamenta la reivindicación del Reparto del Trabajo (“trabajar menos tiempo para que los que están desempleados tengan trabajo”). Optar por repartir el trabajo no es solo una simple opción por el empleo, es una acción concreta que abre la puerta a la transformación del modelo social, económico y productivo por otro más justo e igualitario en el que todas las personas podamos vivir digna y satisfactoriamente. Además, repartir el trabajo, es el único medio que, hoy por hoy, tenemos para luchar efectivamente contra el desempleo y todos los males que conlleva, no solo por lo que significa como fuente de dinero sino porque dignifica y es fuente de reconocimiento social y autoestima personal y colectiva. Repartir el trabajo es, también, disponer de tiempo para desarrollar otras actividades u ocupaciones que favorezcan la calidad de vida y el placer de vivir; además, supone la oportunidad de aprender a compartir “entre todos, sin exclusión de género” las tareas domésticas, dependencias y todas las necesarias para la continuación de la vida con dignidad. Avanzar en la disposición de tiempo para la autoadministración permite adentrarse en caminos de satisfacciones más profundas y duraderas a las del consumismo, posibilita la creatividad y favorece el fortalecimiento de las relaciones asociativas y de disfrute. En definitiva, repartir el trabajo significa empezar a construir un nuevo paradigma para la sostenibilidad de la vida, aquí y ahora, y para las generaciones futuras. Sabemos que no es fácil dar grandes saltos y que todos los procesos llevan su tiempo pero ya, en nuestro entorno próximo, se visualizan ejemplos de personas y grupos que han tomado iniciativas y compromisos de reducción de jornada, contratos de relevo, erradicación de horas extras…, denunciando situaciones en las que lejos de repartir el trabajo se intensifican las jornadas con más horas impidiendo se contrate a personas en desempleo.

Banatu taldea:

Desde BANATU, grupo abierto y multicolor, promovido inicialmente por Dale Vuelta/Bira Beste Aldera, movimiento por el Decrecimiento, para apoyar las iniciativas de reparto de trabajo, animamos a todos los trabajadores, entidades sindicales, empresariado y gobierno a profundizar y concretar medidas tendentes a reducir el tiempo de trabajo siendo compensado con nuevas contrataciones. Especialmente hacemos un llamado a la Administración Pública para que dé ejemplo de coherencia y responsabilidad en la lucha contra el desempleo evitando reproducir los modelos “rentabilistas” de la empresa privada que incrementa la jornada de trabajo para reducir costes y ganar en competitividad. Es en la Administración Pública donde mejor deberían ejercitarse las políticas de lucha contra el desempleo y la expansión de la pobreza, aportando ejemplo con jornadas más cortas y facilitando internamente las iniciativas voluntarias de reducción de jornada, compensándolas con nuevas contrataciones, evitando así prestaciones de desempleo y otros gastos sociales que esa misma Administración tiene que pagar. Muy al contrario, la Administración Foral estableció, a trompicones como medidas urgentes, sin planificación concertada y sin sentido, una ampliación de la jornada de trabajo durante el segundo semestre del 2012 impidiendo que se contrate personal eventual. Frente a esta medida antisocial e insolidaria conocemos y defendemos la negativa de José Mª Berro Uriz, funcionario, Auxiliar Administrativo en el Centro de Salud de San Jorge, a realizar dicha ampliación de jornada por motivos de conciencia, habiendo ejercido con anterioridad reducciones de jornada como una contribución personal para que otros puedan trabajar. Negativa por la cual se le ha incoado expediente disciplinario, sin tener en cuenta el derecho de objeción de conciencia (sí reconocida en otros ámbitos de la salud) ante una medida que no contribuye al bien público de defensa de las personas sin trabajo. Desde BANATU nos posicionamos contra la consideración de posible sanción y anunciamos movilizaciones por el derecho de objeción de conciencia y el reparto de trabajo. Ante la desesperación de miles de personas que se hunden impotentes en el camino del desempleo y la pobreza los gestos de lucha y solidaridad, sean individuales o colectivos, son el más noble ejercicio de autenticidad que permite vislumbrar que es posible construir un nuevo y libre paradigma cultural con el valor supremo de la igualdad y reparto equitativo de la riqueza. Igualmente dichos gestos, individuales o colectivos, ponen en evidencia la perversión y la incompetencia de modelos y gobernantes al servicio de intereses particulares a los que importa poco el bien general, justificándose por tanto que el enfrentamiento pase por la “desobediencia” y el ejercicio del derecho a manifestar: “Yo esto no lo hago”, aportando prácticas, por pequeñas o insignificantes que parezcan, que permitan avanzar en la búsqueda de caminos para vivir mejor y más solidariamente. Por todo ello es objetivo de BANATU apoyar e impulsar experiencias de “reparto”, bien sea mediante posiciones de desobediencia a normas e imperativos de empresas y administración, como de propuestas alternativas de colectivos laborales que concreten “trabajar menos para trabajar todos” haciendo efectivo el REPARTO DE TRABAJO para crear una sociedad más justa y solidaria.

Noticia en En Diario Noticias www.noticiasdenavarra.com 11 de Marzo de 2013


En nuestra web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Saber más

Acepto

Somos miembros de