arenfr

Novedades

  1. La Persona y su Historia

    • 1.1 El verdadero nombre es Henri Groués. Nace el 5 de Agosto de 1912 en Lyon, Francia en el seno de una familia de la alta burguesía. Su padre era industrial de la seda mientras su madre se encargaba de los ocho hijos, tres mujeres y cinco hombres. Henri era el más chico de los varones. A los 19 años, inspirado por el espíritu de Francisco de Asís ingresa a los monjes capuchinos. La ruda vida del claustro donde permaneció seis años le dará solidez para lo que tendría que enfrentar más tarde. Sin embargo, problemas de salud lo obligan a solicitar una vida menos ruda y así, ordenado sacerdote secular llega a una parroquia en Grenoble, al pie de los Alpes.

    • 1.2 Aficionado al alpinismo, encontramos a este cura en 1942 conduciendo hacia Suiza un grupo de judíos perseguidos. Es así como entra en la clandestinidad. Más tarde creará grupos guerrilleros contra la ocupación nazi en las montañas de Chartreuse y Vercors. De tales circunstancias surge el apodo de “Abbé Pierre”, uno de tantos que utilizó en la lucha. Pasada la guerra (1945) es elegido diputado de Meurthe-etMoselle, adhiere al MPR (Movimiento Republicano Popular).Más tarde renunciará a este movimiento pero sin dejar de ser diputado, siendo reelegido hasta el año 1951.

    • 1.3 En 1949, vive en Neuilly-Plaisance en las afueras de París. La casa que habita está medio destruida por la guerra y él se da el trabajo de repararla cuando tiene tiempo libre y cuenta con los medios necesarios. Como la casa era demasiado grande crea una hospedería internacional, abierta a los jóvenes. Le pone el nombre de “Emaús” relacionando el estado de amargura de muchos jóvenes después de la guerra con lo que vivieron unos discípulos de Jesús camino a Emaús huyendo de la represión romana luego de la crucifixión de su Maestro. Por la puerta siempre abierta de esta hospedería comenzarán a llegar no solamente jóvenes sino también hombres sin domicilio fijo y más adelante familias sin casa puesto que la guerra había generado una gran escasez de viviendas.

      Un día lo vienen a buscar para socorrer a un hombre que había intentado suicidarse. Se llamaba Georges y estaba desesperado. El Abate Pierre cuenta: “Sin saber qué hacer para ayudarlo, hice lo contrario de la beneficencia tradicional... En vez de decirle voy a darte una casa y dinero... Le expliqué mi situación, las dificultades que tenía para ayudar a tanta gente sin casa... Y lo invité para que viniera a ayudarme a ayudar a otros...”.

      Georges aceptó y este hecho fue el comienzo de la primera comunidad Emaús (1949). El grupo estaba dedicado exclusivamente a servir a la gente más necesitada que seguía llegando a la casa. Esta se mantenía con el dinero que el padre ganaba como diputado pero el dinero se agotó, además había deudas.. .Entonces, una de las personas (Augusto) contó que había sido cachurero y que esta actividad podría ser la manera de ganarse la vida. Lo intentaron y un grupito se fue al basural de París donde comenzó la lenta pero eficaz construcción de una nueva economía surgida del trabajo colectivo de los “don nadie” que se ganaban el pan recuperando todo objeto útil desechado por la sociedad de consumo. Del basural pasaron a la ciudad donde establecieron un trabajo de recuperación casa por casa. Así nacen los Traperos de Emaús que pasaron a llamarse Compañeros de Emaús cuando se elaboran las reglas primitivas: trabajo, comunidad, servicio.

    • 1.4 El público recién conoció todo esto en 1954 cuando -el l de febrero- el Abate Pierre hizo su famoso llamado por radio diciendo que es intolerable ver morir a la gente de frío en las calles de París. Y moviliza a Francia entera para impedirlo. Su figura aparece en la primera página de diarios y revistas con ese rostro de mirada bondadosa, corte de pelo franciscano, barba misionera, casaca de cura obrero y bastón de peregrino. Así nace un mito apostólico donde se mezcla la leyenda antigua y la modernidad.

      Su mensaje desató la llamada “insurrección de la bondad” y su fuerza se plasmó en el Manifiesto Universal del Movimiento Emaús adoptado en la Primera Asamblea Mundial de Emaús. Su vigoroso contenido puede resumirse así: “Frente a cualquier sufrimiento humano, según lo que puedas, trata de solucionarlo en el acto. Pero también de destruir sus causas”.

  2. La leyenda y Las Urracas

    El Abbé Pierre vino varias veces a Chile. La primera vez en 1959, invitado por Caritas y el Hogar de Cristo Viviendas. Entonces, visita poblaciones, entre ellas está La Victoria donde Las Urracas habían instalado su primer policlínico que el Abate Pierre pasa a conocer. En esa ocasión se supo que el sacerdote daba una conferencia en la casa central de la Universidad Católica donde naturalmente Las Urracas se dieron por invitadas.

    Escuchándolo, oyen decir que el financiamiento de Emaús se obtiene gracias a la recuperación de cachureos. Y es así como el grupo decide enviar como sea a dos compañeros que el mismo año partieron a Francia... Para aprender dicho oficio.

    Entre sus otras visitas a Chile algunas son emblemáticas para nosotros. Por ejemplo, la de 1962 cuando es invitado por la Federación de Estudiantes de la UC pero habiendo sabido que ya existía en Chile una Comunidad de Emaús solicita quedarse en nuestra casa sin por ello rechazar el programa de los estudiantes.

    Más tarde, es memorable su visita a un escaso mes del Golpe de Estado. Llegó de improviso para liberar a dos compañeros Urracas encarcelados en Temuco y que corrían un peligro fatal. En efecto, ante el asombro de los militares, contando con el apoyo del Emaús Internacional y la presión de muchas embajadas extranjeras, luciendo en Chile por primera vez todas sus condecoraciones militares, logra su propósito que, además, favoreció ulteriormente a muchos otros chilenos que también salvaron la vida con su ayuda.

    El Abate Pierre falleció en París, el 22 de enero de 2007.Tres años antes de su muerte, en un programa de la TV Suisse Romande en Ginebra, evocaba jocosamente que: “Unos jóvenes chilenos habían ido a trabajar a Emaús en Francia (1960)... Y llegaron tocando un clarinete y una mandolina luego de atravesar el Atlántico “a dedo” para aprender el oficio de trapero.

OSCAR PREGNAN
19 de abril de 2008

En nuestra web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Saber más

Acepto

Somos miembros de